Txema Maraví

Artista originalmente seleccionado por Fernández, Horacio en 2010
Este contenido ha sido actualizado en 2020

Cuando sólo contaba con siete años de vida, en el verano de 1987, paseaba por la carretera que atraviesa mi pueblo, en la provincia de Navarra. En mi cabeza empezaban a gestarse problemas típicos de un niño de siete años. Mis amigos, mis padres y mis hermanos formaban todo el mundo que me rodeaba y de ellos dependía mi felicidad. Pero por otro lado comenzaba a plantearme, sin saberlo, dudas acerca de la muerte. Sólo el hecho de pensar en desaparecer por completo me aterraba. Incapaz de albergar tales pensamientos me daba por vencido y trataba de parar tales reflexiones. Esto me ocurría a menudo.
Esta capacidad de reflexión nunca me ayudó en los momentos clave de mi formación y supuso un déficit de atención en casi todo lo establecido para mi educación.
 

El caso es que no se por qué, un día apareció una cucharilla de café en mi bolsillo y tomé la firme decisión de llevarla siempre conmigo a todas partes. Pensaba que si cambiaba de ropa, ésta debía seguir en mi bolsillo. Siempre me recordarían, en vida y después de muerto, como el chico de la cuchara.

Adjunto Tamaño
Txema Mariví. Poemas 56.72 KB